El arte urbano en Cuba

Cuba-arte-urbano

Bienal de la Habana 2013, JR y José Parlá

Es un arte capaz de traspasar muros, límites y fronteras. Ese arte, inquieto como el intelecto, vivo como la danza, enérgico como la música; ese arte, plasmado con brocha gorda en la historia de la contracultura, decidió tomar la calle hace algunos años. Salió para que todos lo vieran y llenó las plazas, los parques y las paredes cubanas.

Sigue leyendo

Anuncios

Saludos y fórmulas de cortesía en países hispanos

Image

Imagen de: Luis Perez Mompean

En todos los países existen fórmulas específicas para saludar a los demás y manifestar cariño o respeto. En general, el apretón de manos es el saludo más extendido en todo el mundo. Otra acción también muy  frecuente en los países de habla hispana son los dos besos. Incluso en ciertas ocasiones hay abrazos y palmaditas en la espalda.

Pero, ¿qué es más común y qué normas deben respetarse en cada caso?

Normalmente, en España e Hispanoamérica, los hombres se dan la mano. A veces acompañan el gesto de unos golpecitos suaves en la espalda o a la altura del hombro. Si ya se conocen desde hace mucho tiempo y tienen confianza, este tipo de saludo se puede sustituir por dos besos o por un abrazo. Esto suele pasar entre familiares – hermanos o padre e hijo -, pero también entre amigos muy cercanos. Ahora bien, no en toda Latinoamérica se aceptan los dos besos entre estos últimos.

Para las mujeres resulta más sencillo porque siempre dan dos besos a todo el mundo; a hombres, mujeres, jóvenes y mayores. También a personas que acaban de conocer y a amigas o familiares. Lo único importante es recordar que primero se besa la mejilla izquierda y después la derecha. ¡Cuidado! Un mal movimiento puede terminar en un pico desagradable… o agradable.

El contacto físico es algo común para todos. En general, coger del brazo a alguien, dar un suave codazo o apretar el hombro son gestos habituales y, por supuesto, no guardan ninguna relación con un deseo más íntimo. Son simplemente muestras de cordialidad y amabilidad.

Comprueba tu comprensión lectora con nuestro test:

Test-saludos